domingo, 26 de mayo de 2019

Sociedad Comunista


Estoy viendo estos días muchas fotos de cuando el mundo, en su mayor parte era comunista.

Si, si comunista. Claro está que muchos no lo saben, y aunque ahora estén poniendo mensajes absolutamente intolerantes, tienen que saber que quizás sus padres ya no, pero sus abuelos eran comunistas, aunque les pese.
Todo esto viene a cuento por la gran cantidad de mensajes  de unos contra otros que hay en la red. Harto estoy ya de leer, tan harto que cada día me apetece menos el ordenador, y hasta he pensado en comprarme un  parchís para jugar con mi pareja, al menos esto también nos hará un poco comunistas a nosotros. Por el hecho de compartir el tablero…


Claro que a estas alturas os preguntareis a que viene lo de comunistas. Es muy fácil Antiguamente nuestros abuelos, convivían en la calle. La tienda del barrio te fiaba hasta que pudieras pagar sin necesidad de contratos, ni papeles firmados. Cuando no podías llegar, tus vecinos, amigos y familiares, te llevaban lo preciso para que pudieras subsistir. Largas noches de verano en la calle. Donde cada uno aportaba lo que buenamente podía a la mesa. Algunos que tenían animales, no dudaban en sacrificar un pollo para compartir con el vecindario. Las mujeres iban a lavar al lavadero juntas., y si una acababa su colada antes, ayudaba a las demás. Los hombres igual. Los hombres que en su mayoría trabajaban en el campo, a veces se ayudaban unos a otros, de manera que tu venias hoy a mi huerto, y mañana yo voy al tuyo. No tenían en cuenta lo pesado de los trabajos, era jornal, por jornal. La ropa de los niños iba cambiando de casa según los niños iban creciendo Todo se compartía. De alguna manera todo era de todos,  de la comunidad
Ahora con el progreso ya somos un poco mas demócratas. Vivimos en un edificio de varias plantas donde hay muchas viviendas por planta, y ni siquiera conocemos  al vecino de abajo. Algunos son mas sociables, te dicen buenos días cuando te ven, y hasta te hablan del tiempo en el ascensor. Un recurso que no por antiguo sigue siendo válido.
No compartimos si no todo lo contrario, Incluso haciendo, el mismo trayecto, somos incapaces de compartir el coche. La tienda no te fía, los concesionarios ya no hacen “letras”. Todo pasa por el banco, y ante notario. La ropa es de marca, y nunca se pasa, ni entre hermanos. No salimos a la calle. No se intercambia nada aunque a veces nos hacen creer que sí y hasta la resolución más ínfima de la comunidad de propietarios, a de ser sometida a votación. Democracia o postureo?
En definitiva que lo de comunidad de vecinos solo es una frase. Una frase vacía, porque ni siquiera con la ley de la propiedad horizontal se evitan conflictos entre vecinos. Personas al fin y al cabo. Faltaban ahora todas las redes sociales. A las que una vez ya tache de antisociales donde algunas personas expresan sus ideas extremadas a ambos hemisferios. Incapaces de ponerse de acuerdo, e interpretando muy a su manera las conversaciones de “otros” llegando incluso al insulto. Es cosa del progreso supongo, y con el progreso vienen los ecologistas. Que también los hay, y nos dicen que estamos destruyendo la naturaleza. Dicen de eso desastre ecológico. Como le podríamos llamar a los que se están cargando la convivencia. Capitalismo? O desastre social?
No lo sé, lo que sé, es que me hubiera gustado más vivir en la época de “Los Comunistas” aunque algunos la palabra les duela, y a pesar que aseguran  que antes se vivía mejor.
Que antes? Antes, antes. O antes de antes?

martes, 2 de abril de 2019

EL HOMO SAPIENS


Podríamos decir que el futuro está en el reciclaje. Pero no el futuro como negocio, si no como futuro de la humanidad. Un trago de agua, una botella de plástico, un café, una cápsula de aluminio, una servilleta, un trozo de papel, un pañal. No sé que lleva un pañal...
Junto a esto, relojes, pendrives y aparatos electrónicos de la era de usar y tirar. Lejos queda aquel tiempo que te regalaban un reloj en la comunión, y te enterraban con él a los 80 años, tan lejos que a los más jóvenes les parecerá como de ciencia ficción.
En ese tiempo, visitas y visitas al relojero para su reparación. Relojero: una profesión casi desaparecida, como otras muchas a causa de la generación de usar y tirar.


Lo curioso es que todo sale de aquí, de la tierra, y del entorno. Pero parece que una vez reconvertido es difícil devolver al medioambiente. Parece que transformamos la materia como si de antiguos alquimistas se tratara. Así pues vemos islas de basura cada día en los informativos flotando en mitad del océano. Unas islas que solo enseñan, y despotrican de ellas, cuando realmente serían fácil de recoger por que la basura esta allí mismo, toda junta. ¿Por qué no lo hacen?
Pues posiblemente por lo que he dicho antes, de la imposibilidad de devolver esto al medioambiente sin perjudicarlo. Y mientras pensamos cómo nos deshacernos de esto. Creo que ya deberíamos de dejar de fabricar artículos de usar y tirar. Volver al casco de vidrio que se canjeaba por otro, y al café que aunque se haga con cafetera exprés, no tiene el por qué ir metido en una cápsula de aluminio. Inventar pañales más biodegradables, o buscar la fórmula de integrarlos de nuevo en la naturaleza sin perjudicar. O en su defecto lavarlos como antes. ¿Por qué no?

Cada día hay más gente vegana, naturista, que se niegan a usar todo aquello que no sea ecológico. Hay gente anti vacunas, cosa muy desaconsejable. 

Pero a la hora de tomar café, todos lo hacen de capsulita, y en las tiendas veganas también los productos van en envases plásticos. Y es que es difícil deshacerse de todas estas creaciones que en principio nos tenían que hacer la vida más fácil. Son cosas para las cuales no debían existir plazos, debían desaparecer ya, mañana mismo. Solo así aseguraremos la vida en un planeta donde se supone somos la raza más inteligente. Pobres diablos los seres humanos.


lunes, 25 de marzo de 2019

LA GENERACIÓN PUTEADA

Parece mentira como cambian los tiempos. Bueno o no, quizá cambie todo lo que se mueve a nuestro alrededor, y nosotros los niños de finales de los 50 del siglo pasado, niños de la posguerra nos guste o no, vemos que la generación nuestra, está resultando ser de las peores. Dicen que la crisis hará que se pierda una generación, o dos. Pero nosotros sin lugar a dudas somos la generación “puteada”.
Algunos, nacidos en aquella época se pusieron a trabajar con 10 años. Los más con catorce. La edad legal, fuimos a una mili obligatoria, donde no podías alegar nada. No existía el servicio social sustitutorio, ni le objeción de conciencia, solo podías elegir entre mili, o cárcel. Una mili donde aun encontrabas en los años 80, gente que no sabía leer ni escribir. Ahora parece un cuento de viejos, pero así era. Las familias que por aquella época tenían hijos varones eran afortunadas. Como he dicho antes se ponían a trabajar a muy temprana edad, y además de quitarle carga de trabajo al padre, ayudaban, y mucho. A la economía familiar. A pesar de todo, los de mi generación fuimos menos machistas, que los jóvenes de ahora. Sin temor a equivocarme. 

La figura del padre era patriarcal. El tenía su sitio en casa, su silla, su lugar en la mesa. Nos dirigíamos a él hablándole de usted, y jamás nos atrevíamos a cuestionar sus palabras. Estos padres. A diferencia que los padres de nuestros padres, Envejecieron, y con los adelantos de la ciencia, casi todos sobrepasaron los 80 años. Algunos incluso los 90. A nosotros. Los de mi generación, nos tocaba cuidar de nuestros padres de más de 80 años, al tiempo que teníamos que cuidar también de nuestros hijos, aún en casa, con 30, y a veces, con casi 40 años. Nuestros hijos estudiaban, y por tanto nada aportaban a la economía familiar si no gastos. Pero si en un tiempo no se necesitaba para trabajar más que fuerza, voluntad y ganas, ahora no. Ahora para trabajar de mozo de almacén te piden nivel de ingles alto, y te valoran cualquier otro idioma. Los padres de mi generación no podemos comprarnos nada. Aún que nos haga falta, por que los hijos tienen que estudiar, y no nos engañemos, barato no es. A todo esto es la mujer la que te frena, que sacando su instinto maternal ve en los hijos la cuestión más importante de su vida. Su razón de ser, sacando sus instintos más primitivos.

Los padres hemos pasado a un segundo plano. Ya no tenemos razón cuando hablamos, ellos saben más. Es normal ellos estudiaron. Tampoco te guardan tu silla, tu sitio. Tú les dejaste hacer aquello que tú no pudiste, y ellos se criaron así. Muchas veces me pregunto que hicimos mal, y si es cierto aquello del karma, porque lo estamos pagando, y bien. Cuando ellos se casen allá de los cuarenta en adelante, con su carrera, y quizá ya con trabajo. Ellos querrán vivir su vida, con su mujer. Es normal, nosotros tambien lo hicimos, solo que 20 años más pronto que ellos. Para entonces nosotros estaremos muy mayores. Viejos, Con suerte acabaremos en una residencia, y vendrán a vernos algún domingo. Pero no me quejo, tampoco me arrepiento, aun que seguramente seré objeto de críticas. Lo que no me hará cambiar de opinión de que somos la generación puteada

miércoles, 26 de septiembre de 2018

DEL PLÁSTICO AL DIÉSEL

Os acordáis de aquellos tiempos, que cuando pasabas por caja en el "super" la cajera te daba un manojo de bolsas de plástico.
Eran tiempos de abundancia y de despiporre. No coja usted ya mas la bolsa, nosotros se las damos gratis. Había personas que compraban un bote de garbanzos, y la cajera como de costumbre, le daba un manojo de bolsas. Bolsas que la interfecta se apresuraba a coger, y meter junto al bote de garbanzos en la bolsa utilizada para tal fin. Poco tiempo después lo hemos inundado todo de bolsas. Se supone que nosotros, que somos unos inconscientes, Como si fabricáramos todos bolsas en nuestras casas. Ahora las tenemos que pagar. Las que nos dan en caja claro, las de la verduleria, las botellas de plástico, las barquetas de propileno, botes de yogur, de queso de Burgos, etc etc, esas no contaminan.
No es que sea mucho, pero entre dos y cinco céntimos anda la cosa, mientras todas las demás, esas no se pagan
Sinceramente, a mi me parece una encerrona. Un plan estratégico mas para recaudar. O alguien se creé que antes las bolsas eran gratis?
El nuevo timo recaudatorio ahora esta en los vehículos "diésel".
Todos nos decantamos por el diésel, no solo por que era mas barato, es que ademas nos empezaron a decir que era menos contaminante que la gasolina, y claro, uno que se deja llevar, y ademas siendo mas económico el combustible, pues empezó a llenarse todo de motores diésel. Aunque en el fondo, de compra, y en reparaciones fuese mas costoso económicamente hablando.Tanto es así que aun que no se el porcentaje, el motor diésel a "gasóleo" predomina con mucho sobre el de gasolina, Por un periodo de tiempo la gasolina casi quedo obsoleta. Pues bien. Ahora cuando ya no encuentras coches de gasolina, ni en el mercado de 2ª mano, resulta que nos dicen que no. Que el diésel contamina mas y que por eso hay que pagar un impuesto.
¿No os suena a las bolsas del supermercado?.
No contentos con eso, los gobernantes nos amenazan con que no podremos circular con vehículos diésel, de una cierta edad.
Es decir, es como el pagar las bolsas en caja. Primero te acostumbran y luego zasca!!
A todo esto, que tendremos que hacer cuando caiga esta espada de damocles sobre nuestras cabezas de gasóleo. Por que yo tenia un coche a gasolina que tuve que tirar de viejo, y me compre un diésel, por que en el mercado de ocasión no había mas para elegir. Ahora tendré que pagar reparaciones mas caras, el gasóleo mas caro, y encima tendré que circular cuando ellos me digan. o cómprarme otro coche. Me lo pagaran ellos? Seguro que no.
Con todo esto me viene a la mente un señor. Un periodista que escribía en El Caso. Se llamaba Enrique Rubio y era especialista en timos. Seguro que si viviera, y El Caso existiera. Tras el Tocomocho y la Estampita, hablaría de las Bolsas de Plastico y el Diesel. Dos timos de nuestro tiempo.
Pero tranquilos, que esto no ha hecho mas que comenzar...

miércoles, 8 de agosto de 2018

EXCESO DE CELO

Hace mucho tiempo empecé en este blog, con este título tan extraño como incierto, digo incierto por que las tertulias siempre es cosa de varios, y aquí aunque alguna vez tuve mis adeptos, poca tertulia hacemos. Pero claro si no fuera así dejaría de ser anacrónica, y es que las redes sociales, a mi modo de ver no son demasiado buenas ya que muchas cosas de las que se ponen, no hacen más, que crear odio en la sociedad, y esto señores ha venido para quedarse.

Últimamente hay varios frentes abiertos, que causan bastante controversia. Inmigración, Independencia de Cataluña, o el valle de los caídos.
Todo esto, aunque dispar tienen muchas connotaciones en común, pero por ejemplo.
El Valle de los caídos. Un sitio donde se concentran a veces personas con alabanzas a banderas. Irnos, tradiciones trasnochadas, algo de racismo, y bastante odio a los que no piensan como ellos. 
Fascistas les llaman.

Por otra parte hay un movimiento en otro lugar, que en algunos actos también se idolatran banderas, imnos, tradiciones trasnochadas, algo de xenofobia y como en el anterior también bastante odio. Esto es por parte de un sector de gente de Cataluña. Yo realmente no sé cómo llamarles, vosotros mismo. Pero ni una cosa, ni la otra me gusta nada, ni creo que nos lleve a ninguna parte.                                   
             





Todo se mueve. Todos están contra todos, y basta que alguien diga algo, para que la parte contraria arremeta en contra suya. Un poco de miedo me da lo que he leído hoy, que hay algunos militares que piden respeto para Francisco Franco. O para lo que quede de él vaya. 
El hecho de querer trasladar sus restos, y siempre a mi modo de ver, no significa perderle el respeto, y quizá en donde se pongan, puedan sus adeptos visitarle más, y mejor que en un monumento nacional. O sea patrimonio de todos los Españoles y no solo de unos pocos.

Entiendo por militares a gente de carrera. Con graduación, porque al ser el ejército profesional, se considera militar a cualquiera que esté integrado en el, aun que sea el último de la fila. En mi tiempo les llamaban “la calderilla”
Aclaro lo de mi tiempo, y es que yo estuve cuando la mili era obligatoria. Una cosa impensable y de la que muchos ni siquiera quieren oír hablar. Es un poco duro pero aunque el ejercito nos cuentan que es para mantener la paz (no digo que no) en caso de que nos viéramos atacados, o invadidos, dudo mucho que con toda la profesionalidad de nuestro ejército, tuvieran bastantes efectivos para hacer frente a algo de cierta magnitud con garantías, con lo cual volverían a echar mano de los civiles. Además como muchos de estos soldados a pesar de ser profesionales, no han entrado nunca en ningún conflicto. El valor como a nosotros, en nuestra época de "Mili", se le supone.
A parte de esto el que va al ejército va a lo que va. Va defender patrias banderas e irnos. Circunstancia esta que nos lleva al principio, por que los Mossos también defienden lo mismo; pero no es igual. ¿O sí?...















Resumiendo un poco todo este maremágnum. Que tenemos un ejército monocromo, se mire por donde se mire. A parte de muchas veces, (quizá demasiadas) ver personajes que pertenecen al ejército, o fuerzas de seguridad del estado, que nunca deberían haber estado allí. Circunstancia esta que me hace dudar bastante de los controles, y pruebas psicológicas que les hacen para pertenecer a cuerpos que nos debían enorgullecer a todos. Sé que puede parecer cruel. Pero si nos fijamos en algo que todavía tiene a España en vilo, es sin lugar a dudas el caso de “La Manada” donde de 5 personajes hay un “militar” y un guardia civil. O sea dos militares. Claro que diréis que todos no son iguales, por supuesto que no. Pero 2 de 5, deja mucho que desear en cuanto al nivel neuronal de la tropa.
Antes no. Antes la cosa era diferente, y quizá solo en la guarnición que yo estaba. Había más soldados que en el total del ejército actual. Eso sí. No éramos profesionales. Pero teníamos juventud, además todos la misma juventud. Éramos maleables y no nos faltaba voluntad. El ejército era autosuficiente puesto que todo se hacía desde dentro, y lo que es mejor. Que éramos de todas las comunidades autónomas, unidos, puteados para un mismo fin. A casi nadie le gustaba estar allí, y todos pasábamos de puntillas. Cada uno era de diferente ideología, de diferentes ideas y hablábamos diferentes idiomas. Es por eso que por aquel entonces, el mismo ejercito metía miembros del antiguo (CESID)  con la finalidad de localizar (etarras), o cualquier otro movimiento sospechoso. Quizá lo único que faltaba era que las mujeres hubieran ido también a la “Mili”. Pero por la demás creo que el ejército de entonces era más plural pese a quien pese. Quizás en el de ahora digamos que existe, un exceso de celo…
Hasta aquí llego. Puede ser que algunos esto de la mili les parezca un anacronismo. Si es así pensad, que esta tertulia, tal vez solo sea, para intentar justificar el nombre del blog…


jueves, 12 de julio de 2018

IGUALDAD O IGUAL DA


He puesto este título porque es más corto, pero realmente, y parafraseando una película Española de 1993, Lo ideal hubiera sido llamarle: Porque le llaman igualdad, cuando quieren decir privilegio.
Seguramente ya en esta tercera línea de esta “Tertulia” algunos se habrán llevado las manos a la cabeza, otros me estarán aplaudiendo, y los que más, habrán pasado de mí. Una cosa es segura. Que al decir igualdad todos estáis pensando en la igualdad de género. O sea de la igualdad entre sexos, una utopía más, que nos quieren meter con calzador. Pero no. No es esa la única desigualdad a la que nos tenemos que enfrentar. Hay muchas más, que las estamos viendo cada día, y que no estaría mal que se atajaran ya de una vez por todas, aunque nos quieran convencer que la desigualdad siempre es de género. Cuando posiblemente en esto, haya más privilegios que desigualdades.
Mucho se habla de mismo trabajo. Mismo sueldo. Bien. ¿Pero es realmente así?
Por ejemplo para opositar a los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado. Las pruebas físicas no son iguales para hombres, y para mujeres. Tampoco la estatura es la misma para hombres que para mujeres, por tanto ahí ya vemos que la igualdad no existe.
Pero bueno nadie habla de esto. Tampoco se habla que para algún otro tipo oposición, (que las hay) por el hecho de ser mujer ya tienes más puntos de salida que el otro “genero” Si encima has tenido algún maltrato, o circunstancia adversa, la puntuación sube. Es decir ante un hombre con cargas familiares, en la calle y sin medios para subsistir. Una mujer tiene todas las de ganar. ¿Igualdad, o privilegio? Pero sigamos con las otras “igualdades”. La justicia es igual para todos.
¿Realmente creéis que la justicia es igual para todos? Pues sinceramente creo que no. Pero esto es una creencia, no una afirmación, por que personalmente creo que no a todos se les juzga de igual manera, y si después de un juicio salen condenados, tampoco se les trata igual. Si: están privados de libertad. Pero seguro que muchos lo pasaríais mucho peor en “La Mili” (los que la hicisteis) de lo que lo pasara Iñaki Urdangarin por poner a alguien conocido. Pero hay más. Vosotros ya sabéis…
A la hora de encontrar trabajo. Tampoco veo que sea igual para una persona con 55 años o más, como para otra de 30 años o menos. ¿Por qué? He aquí la eterna pregunta. Mientras que nos animan y obligan a jubilarnos más tarde, porque todo avanza, y una persona con 65 años es joven, nos dejan tirados en la calle cuando nos quedamos sin trabajo con 50 años. Bueno: con 50 y con 40 también en la mayoría de los casos. Sinceramente tampoco creo que rinda menos una persona con 55 años que una de 30.

Luego está el tema de la discapacidad. Cuando lees trabajos para discapacitados, son de limpieza, lavandería, y similares. Que está muy bien. Pero todas las discapacidades no son iguales, y muchos pueden desempeñar igual o mejor su trabajo que una persona digamos normal. Pero no. Un currículum donde conste el epígrafe de discapacidad, ya te pone una losa encima. Claro que no siempre es así. Muchas veces también se puede leer que buscan arquitecto que hable inglés, alemán, y que tenga el 33% o más, de discapacidad…
¿Sera por que así con las subvenciones de la discapacidad se les queda al sueldo de un peón? 
No sé si este entraría en el apartado de la justicia. Pero hay un militar de profesión en la tan traída “Manada”. Que esta semana, y pese a estar condenado pasara a cobrar del ejercito, y por consiguiente de todos nosotros. Mientras un oficial de ese mismo ejercito llamado Luis Gonzalo Segura. Esta expedientado, y expulsado del ejército, por escribir en un libro, algunas cosas que pasaban en el ejercito. Digamos que poco decorosas. Pero bueno, en el fondo no me extraña, si tenemos en cuenta, que a una persona que está condenada por abuso sexual, lo vuelven a incorporar al ejército.
Ahí vemos los valores como los contemplan o como los miden. Tampoco son iguales aquellos que están enterrados en cunetas, o fosas comunes, y cuyos hijos han muerto antes de encontrarlos, y los que los hijos, y nietos, los tienen enterrados, pueden llevar flores y además su nombre figura como casi un héroe, en la fachada de cualquier iglesia de España. Así es el tema de la igualdad, que como veis va mas allá de la de género.

Al final y ahora parafraseando a Luis Tosar en un famoso anuncio diré aquello de…

No amigo no. No todas las cosas son iguales.

martes, 12 de junio de 2018

DE MIGRANTES Y MANDATARIOS


Está claro que uno de los temas del día es el barco “Aquarius”. O quizá debería decir la palabra de moda…
Empecemos de nuevo. Está claro que uno de los temas que más empatía causan hoy es el de barco “Aquarius”. ¿Así mejor no?
Uno dice empatía (la palabra de moda) y ya parece que sea un orador profesional o politólogo de primera, aun así las redes están llenas de barbaridades. O digamos de poca “empatía” hacia esas gentes que están atrapadas en medio del mar, en un barco pequeño a merced de la climatología, hacinados y sin apenas víveres. Me imagino que la mayoría de gente que critica, o mejor condena que ayuden a estas personas, es porque sin duda, nunca vio esta situación de cerca.  Entre estos individuos también podemos encontrar, este raro espécimen hijo de emigrantes Españoles en Alemania,  y que a base de duro trabajo de sus padres, le pudieron dar una carrera. Afortunadamente estos son los menos. A toda esta gente yo les llevaría al “desembarco” de este buque cuando llegue a puerto, y les haría observar minuto a minuto como son, como están, y como se sienten estas gentes, a buen seguro cambiaria de opinión, y es que pienso que nadie sube a un barco y se lanza al mar, por que deba una hipoteca. Alguien se lanza al mar cuando ve una mínima posibilidad de salvarse de una muerte segura si se quedan, y es ahí donde encontramos la explicación de familias que envían a sus hijos menores, con la esperanza que se salven de una muerte anunciada y segura en su país. Además hay leyes internacionales que protegen el salvamento de náufragos en los mares. Sea este el mar sea.
Hablando de leyes: no es que Bruselas se quiera mojar mucho con esto. Han pasado más de 25 años desde cuando las acampadas del 0,7% para ayuda humanitaria, y ningún país de la UE, lo ha cumplido. Como no han cumplido con la ley de acogida de inmigrantes aprobada hace apenas nada. Supongo que los países que estamos situados más al sur, somos los más proclives a sufrir este tipo de flujos migratorios, que en la actualidad está viniendo casi en su totalidad desde el continente Africano. Quizá Grecia e Italia ya este demasiado saturados como para acoger más inmigrantes, pero en cualquier caso, no se puede calificar como una Victoria,  que a este buque le hayan prohibido atracar en Italia, tal y como lo hizo el primer ministro Italiano. Aun que también en Bruselas respiraron aliviados, cuando España se ofreció voluntaria como acogedora, ya que la UE ha sido incapaz de dar una solución a este caso, como a otros muchos…
No sé si podemos esperar más de nuestros mandatarios, y quizá penséis que criticar es fácil, y que no tengo suficiente “entidad” como para hacerlo. Pero me es igual sin “entidad” o con ella, si que tengo el derecho a expresarme libremente, y es precisamente lo que estoy haciendo. Que como ciudadano pueda ver y escuchar las palabras del primer ministro Italiano me llena de vergüenza ajena. Igual como los dos policías locales de Estepona que presuntamente, hoy acusan de abusos sexuales. Esto sumado a uno de los casos más mediáticos de los últimos meses. (El de la Manada), pone en entredicho la seguridad del ciudadano de a pie. No olvidemos que entre los miembros de la manada hay un Guardia Civil, y un Militar. No digo que todos sean igual, pero sin tener quizás “entidad” para criticar, uno sí que sale a la calle y basta con ver quien ocupa ciertos cargos de responsabilidad en cuerpos, que mejor me abstengo de mencionar. No sé si tendríamos que preocuparnos más de lo que tenemos dentro, que de lo que nos podía entrar. Creo que nos tendríamos que preocupar más de a quien le damos “mando” o de quien nos gobierna. Termino con otra noticia de actualidad que viene al pelo. Donald Trump, y Kim jong un, se han reunido hoy. ¿De verdad creéis que estas dos personas pueden tener en sus manos el destino del mundo? Quizás no tenga suficiente “entidad” como para criticar. Pero si que tengo derecho a opinar, y solo viendo sus caras se que estos dos individuos algo tienen en su cabeza que no funciona bien. O mejor. No funciona como en la mayor parte de los mortales. Pero bueno Uno es un dictador y el otro…

Bueno el otro también pero lo eligieron democráticamente los ciudadanos de un país que construye muros en las fronteras, pero que se jacta de llamarse el país de la libertades.
A veces, en política, cualquier parecido con la realidad, es pura coincidencia.